Las diferentes redes sociales han llegado y se han instaurado como una nueva forma de comunicación entre amigos y familiares, o entre profesionales de diversas índoles. Y también se han convertido en un auténtico canal de expresión de ideologías, valores, música y humor. Como todo movimiento revolucionario que surge a raíz de la aceptación de la sociedad a una idea novedosa cambiando el paradigma antes existente, podemos afirmar que la interacción en redes sociales se mantendrá a lo largo del tiempo, pudiéndose usar más unas que otras, pero en definitiva estarán presentes en la vida de los consumidores.  Para dar un ejemplo de esto último, Instagram se transformó en los últimos tiempos en un espacio donde todas las marcas quieren destacarse.  Primero fueron las relacionadas con la moda, y actualmente todo tipo de empresas desean aumentar sus seguidores y visibilidad allí.

Ahora bien, el cambio de concepción que trajo aparejado el surgimiento de los social media ha repercutido en las esferas económicas y en la modalidad de venta de cientos de marcas y empresas tanto consagradas como emprendimientos en ciernes. La pregunta indiscutida hace varios años ha sido:
¿Es posible vender más en Facebook, o bien en Instagram?
¿Son un canal de ventas los perfiles de marca?

La respuesta más atinada es que en un principio no eran canales aptos para aumentar conversiones ya que no habían sido pensados para tales fines. Pero con el paso del tiempo, la cantidad de usuarios incrementándose a niveles exponenciales, la integración con la web y su carrito de compras, y la real oportunidad que vieron Mark y compañía para engrosar mucho más sus ya abultadas cuentan bancarias, han comenzado a aparecer los anuncios patrocinados, Facebook Ads, los Trending Topic pagos, o los anuncios extremadamente costosos de Snapchat e Instagram.

De esta manera la publicidad SEM se ha catapultado como una reliquia digna de admiración y veneración hacia quienes pueden manejarla bien. En la actualidad los perfiles sociales de una marca tienen 3 funciones esenciales:

  1. Generar audiencia y presencia de marca
  2. Centro de atención al cliente online rápido y ágil
  3. Aumentar las ventas y derivar tráfico a la web.

Para que las funciones básicas puedan llevarse a cabo con éxito existen ciertos aspectos que enunciaré en este checklist, para que optimices tus perfiles y obtengas mayores resultados. Vale aclarar que los conceptos serán idénticos para cada perfil social pero su implementación dependerá de las características propias de cada red.

1. No intentes vender desde el inicio.

Recuerda que las redes sociales tienen como premisa principal ser un canal de comunicación instantánea entre miembros de la comunidad. Ser muy agresivo en cuento a promociones ofertas, descuentos y notas pomposas sobre los beneficios de la empresa resultará cargoso para los usuarios,  y podrían dejar de seguirte o catalogarte como spammer.

2. Genera contenido interesante y variado

Utiliza todos los medios posibles que tengas a tu alcance, videos, memes, gif animados,  material gráfico, artículos de interés de tu sector, humor, reflexiones, tutoriales y preguntas a tu público objetivo sobre posibles mejoras o recomendaciones. Aquí el objetivo es otorgar contenido de valor y empatizar con las personas del otro lado de la pantalla. Hazles sentir cercanía, profesionalismo con material interesante y conseguirás fans, followers y por ende fidelización de marca y mayores posibilidades de conversiones.

3. Conviértete en experto en tu rubro.

“El conocimiento es poder” – cita el antiguo refrán. Y si ese conocimiento se trasmite a los usuarios con el objetivo de ayudarlos y hacerles sus tareas cotidianas más sencillas conseguirás reconocimiento de marca y prestigio.

4. Ten un orden de publicaciones pero innova en los contenidos

Si abres un perfil social tienes que estar seguro que lo podrás mantener con regularidad y contestarás cada consulta o comentario vertido en el mismo. Publica una o dos veces diariamente, y una vez que ya tengas tu esquema de horarios establecido y cuentes con el tiempo necesario abre otro perfil social en otra red. No intentes abarcar todo en el principio porque a menos que cuentes con un especialista haciendo de Community Manager quedarás exhausto y con las tareas a mitad de hacer.

5. Busca calidad de usuarios y no cantidad

La segmentación y el conocimiento de nuestro público objetivo es la clave del éxito en el marketing en redes sociales. Apunta a encontrar verdaderos usuarios que le interesen tus productos o servicios y no te dejes tentar por la fiebre de los millones de fans o seguidores.

6. Planifica tu presupuesto de publicidad en redes sociales

El crecimiento orgánico es lento y muchas veces tedioso. Si tienes contenido de calidad o productos de excelencia tienes que hacer que esa información llegue a los consumidores. Es por eso que pautar publicidades patrocinadas en los diversos canales es una alternativa que da muy buenos resultados. Así como AdWords aumentará tus visitas mientras el SEO aún esté creciendo a pasitos de bebé ( como debe ser ya que ninguna estrategia SEO es rápida, y cuando lo es seguramente no es buena). Facebook Ads por ejemplo te dará visibilidad, llegada y una audiencia que tendrá la vista puesta en tus publicaciones.

7. Complementa tus acciones con email marketing y marketing tradicional

Las plataformas sociales son medios aptos y muy calificados para atraer posibles clientes pero luego es necesario realizar acciones que refuercen y den la estocada final para concretar mayores ventas. Puedes apoyarte en tus campañas de email marketing para captar nuevos fans o seguidores, o bien para ser un apoyo en la viralización de tus contenidos.

8. Publica pensando en personas y sus intereses

Vale decir, ponte tú en lugar de lector y piensa qué te gustaría recibir de tus marcas preferidas. Luego trata de aplicar esa información en tus perfiles. Te recomiendo al respecto la lectura del post que publiqué en este blog: 7 pasos para comprender y conquistar la mente de los consumidores

9. Rompe patrones establecidos

Si sigues las tendencias de moda, utilizas hashtags, emojis y compartes material interesante es muy posible que tengas éxito en tus objetivos de redes sociales. Pero si te animas a ir un paso más adelante e inventas nuevas formas de comunicación y expresión lograrás realmente una magnitud enorme de consumidores y lectores. El contenido es el rey, y lo mejor es que puedes jugar y divertirte con él para generar material diferente y que destaque a tu marca.

10. Aprovecha al 100% las posibilidades para nuevas ventas

Las redes sociales, con Facebook a la cabeza, disponen de diversas herramientas para facilitar que las empresas concreten nuevas ventas y clientes, como por ejemplo la posibilidad de describir en un lugar preponderante los servicios brindados, o bien incluir ofertas destacadas. 

Y así como es fundamental construir una comunidad fiel e interesada en tu marca, es importante el uso de estas funcionalidades para impulsar la concreción de tus objetivos comerciales.