Te brindamos paso a paso las etapas que debes cumplimentar para lograr una estrategia de marketing digital exitosa para tu marca.

1. Definición de Objetivos

El primer paso será explicitar qué quieres lograr. Tu fin último será sin duda disponer de más ventas y clientes, pero para conseguirlo debes clarificar qué deseas alcanzar en tu estrategia. Para simplificar, podemos dividir las metas en los siguientes grupos, y además te brindamos algunos ejemplos de cada uno.

  • Captar y Atraer: Alcanzar  más visitantes a tu web, más alcance en tus redes sociales
  • Consolidar una reputación de marca positiva
  • Obtener Conversiones: Disponer de mayor pedidos de presupuestos, o de ventas online
  • Fidelizar: Que tus clientes ocasionales se conviertan en permanentes, o que tus visitantes regresen a tu web 

Ten en cuenta que probablemente quieras alcanzar más de uno de ellos. Tener en claro esta etapa te simplificará continuar con el proceso.

2. Conoce a tu audiencia o público objetivo

Cada negocio tiene un target específico, y es fundamental que tengas en claro cuál es el tuyo, ya que conocerlo con claridad e inclusive documentarlo te ordenarás las acciones que realices. Los aspectos fundamentales a conocer son: Edad (franjas etarias), Género, Cultura, estilo de vida , estrato social, etc. Facebook o Adwords en su sistema de publicidad son cada vez más precisos en las segmentaciones que se pueden ejecutar, por lo que conocer al dedillo tu audiencia potenciará tus campañas

Adicionalmente, ten en cuenta que las marcas que logran penetrar en las mentes de sus consumidores con emociones como alegría, bienestar, plenitud o confianza forjarán un vínculo casi indestructible con los integrantes de su público, por lo que es un buen momento para ir pensando los valores que deseas transmitir.

3. Define los plazos,  puntos de control, y KPI.

Cada campaña, además de su objetivo, tendrá un inicio y fin. Pero recuerda que es fundamental tener hitos intermedios, donde puedas revisar la marcha de tu proyecto. Y para ello te recomendamos que establezcas tus KPI, es decir los Indicadores Claves de Gestión. (Key Performance Indicator) Estos tienen que tener características bien definidas, que se resumen con el acrónimo SMART, y estos son “eSpecificos (specific en ingles), Medibles, Alcanzables, Relevantes y Temporales. 

Recueda que los KPI se definirán al diseño de la campaña, y no sobre la marcha o cuando se desee un informe de evolución. Para que te adentres más en este fundamental concepto, te recomendamos la lectura de esta nota donde hablemos de los KPI de Email Marketing

4. Elige los canales en los que focalizarás.

¿Realizarás SEO sobre tu sitio web? ¿Ejecutarás campañas en el buscador de Google? ¿Qué redes sociales potenciarás? ¿Enviarás campañas de email marketing? ¿Publicitarás en Facebook, en Twitter o Linkedin? ¿Harás Remarketing? ¿Dispondrás banners en sitios web? ¿Crearás o impulsarás tu blog?

Estas son algunas de las preguntas fundamentales a responder. Es importante que tengas en cuenta que no tienes que hacer todo!!! Elige lo más conveniente en función de los puntos anteriores (objetivos, audiencia), y hazlo con calidad.

5. Establece el presupuesto, y cómo lo ejecutarás.

Ya hemos hablado de objetivos, inicio, fin y métricas de control. Falta sin duda un aspecto fundamental, que es el económico. Por un lado deberás definir cuánto invertirás en publicidad, o en email marketing, y por el otro deberás organizar el equipo de trabajo. No siempre tendrás en tu team expertos en todas las áreas, por lo que es posible que debas tercerizar algunas tareas con una agencia especializada o profesional freelance.