Estudiaste duro en la Universidad para adquirir los conocimientos requeridos para tu profesión, luego desarrollaste actitudes nuevas según iban surgiendo las necesidades en tu puesto de trabajo y pasaste por varios roles hasta que por fin te encuentras encaminado en tu carrera y dichoso de tus logros. Este escenario es fantástico para desenvolverte y superarte tanto laboral como personalmente, pero muchas veces en los ambientes laborales te encuentras con obstáculos inesperados que pondrán a prueba tu fuerza de voluntad y autoestima. Uno de estos inconvenientes es toparte con un jefe tóxico que se adjudica tus logros, te reprocha los errores y te impide escalar posiciones que te mereces por tu dedicación.

En la actualidad y con el surgimiento de una nueva mirada al mundo empresarial mucho más descontracturada, y apuntando al bienestar de los empleados, ofreciéndole zonas de confort para descansar entre horas, horarios flexibles y hasta teletrabajo, parece mentira que algunas empresas aún se aferren a una dinámica de trabajo más conservadora, en donde la figura del jefe en lugar de ser una persona que ayuda e impulsa el crecimiento se vuelve la pesadilla de todo trabajador.

Si este es tu caso hemos desarrollado una serie de tips para ayudarte a poder pasar por esta difícil situación en tu empleo.

1. Analiza la personalidad de tu jefe antes de sacar conclusiones erróneas

En muchas oportunidades existen personas que parecen a primera vista ser introvertidas, gruñonas y hasta demasiado exigentes,  pero si indagas y las conoces más en profundidades te darás cuenta que esta carcasa de carácter no es necesariamente negativa,  y que detrás de sus altas exigencias se encuentra un ser humano leal que dará al máximo en su rol y te ayudará en el tuyo.

Una vez que hayas analizado, y ya tengas en claro que por el contrario tu jefe se trata de una persona con pocos conocimientos que se vale de los tuyos para quedar bien con sus superiores,  o directamente es una persona egoísta y que no contempla tus necesidades,  es momento de pensar un plan de acción para que tu puesta en la compañía te sirva de trampolín para conseguir otra vacante laboral con mejor ambiente laboral y nuevas oportunidades de crecimiento.

2. No caigas en su juego

Las personas nocivas tienen la particularidad de sacar lo peor de las personas que la rodean, generándote resentimiento por la falta de valoración, mal humor, carencia de motivación y hasta stress laboral. Es por ello que una vez que detectaste que la personalidad de tu superior es tóxica debes evitar a toda costa mantenerte en tu eje y no caer en emociones negativas.

No pierdas tu autoestima y dediques horas de tu vida criticando los malos tragos que tienes que pasar en la oficina, por el contrario evalúa cambiar de área, postularte a otro rol en donde cambien tus jefes directos, o bien toma el gran paso y lánzate a la búsqueda de un empleo mejor.

3. No te deprimas

El estado financiero del país es complicado, la inflación no parece detenerse, los puestos de tu rol son escasos, tienes familia que mantener y muchas otras situaciones en que seguramente te sentirás identificado, pero debes pensar que tu bienestar es la única manera en que puedes hacerle frente a la economía del país y sus altibajos, y a darle tu mejor versión a tu familia.

Es por ello que repítete a ti mismo que el NO ya lo tienes por lo que debes ir en búsqueda del SI , esta sola acción de estar en movimiento te dará mas energía para tolerar las injusticias de tu jefe mientras te encuentras en la empresa, y tu actitud positiva logrará que veas la oportunidad en medio del caos.

Por extraño que te parezca,  la mayor parte de las personas exitosas y que brillan en sus trabajos han conseguido sus objetivos luego de atravesar una gran crisis laboral. Quizás estés a un paso de concretar tus propias metas. Que la inseguridad de tu jefe no sea la tuya.

Caso de éxito de jefes que potencian a sus empleados

Recientemente salió a la luz la historia de Emilio Saez, propietario de la panadería ” La Unión” en la ciudad de Tolhuin, Tierra del Fuego. Emilio se ha convertido en el mejor jefe del mundo debido a su idea de construirle a sus colaboradores una hermosa y amplia casa en Puerto Madryn. Las buenas acciones de este empresario sureño no terminan allí,  sino que les presta a cada empleado la casa para que vayan con sus familias y amigos entre 10 y 12 días,  que además no serán descontados de sus vacaciones oficiales.

Este acto de generosidad logra que sus empleados no solo lo respeten,  sino que lo quieran como un miembro de la familia y vayan a trabajar cada día con una motivación extra y poniendo todo su empeño y dedicación en pos de la panadería.

Cuando se lo consultó acerca de su decisión,  Emilio simplemente sentenció:
“Es que me gusta que la gente esté contenta…Porque nos gusta concentrarnos en el recurso humano. Hacíamos cosas similares desde hace tiempo. Al principio, cuando éramos 3 o 4, compramos unas motos y nos fuimos todos a recorrer el país, por ejemplo. Ahora somos 30. En una panadería se trabaja todo el tiempo, muy intensamente, con el otro. Hay que llevarse bien. A mí me gusta que la gente esté bien y venga a trabajar contenta.”

En Donweb para agasajar a cada empleado y hacerlos sentir parte de la “familia Donweb”, se crean eventos de toda índole en donde se baila, se rie y todos nos distendemos y forjamos vínculos de confianza y generosidad con nuestros compañeros y jefes.  El clima festivo se extiende durante todo el año provocando una motivación laboral en cada uno de nosotros que excede el puesto que desarrollamos,  porque nace del agradecimiento y la valoración que se nos otorga.

Si quieres ver como se viven nuestras jornadas recreativas puedes ver el último festejo de fin de año realizado en la Bodega y Viñedos Borderio, en donde la fiesta dura todo el día, pero la sensación positiva aún perdura.

También hacemos almuerzos temáticos en donde Guillermo Tornatore ( CEO de Donweb) cocina con todo el equipo, y se hace una pausa laboral en medio de la rutina que permite abordar los proyectos con más entusiasmo y innovación.