Te invitamos a reflexionar acerca de 3 cuestiones esenciales que debes tener en cuenta al realizar por primera vez email marketing

Seleccionar plantillas, importar contactos o generar campañas de prueba, son algunas de las primeras acciones que rápidamente queremos realizar al decidirnos a efectuar email marketing. ¡Generar producción rápidamente nos brinda la tranquilidad de estar avanzando!
Sin desmerecer el valor de la experimentación, te invitamos a reflexionar acerca de 3 cuestiones esenciales que debes tener en cuenta al realizar por primera vez email marketing:
¿Para qué? ¿A quién? ¿Cuándo?
Responderlas concienzudamente te permitirá organizar las tareas tuyas o de tu equipo de trabajo, y ser el cimiento clave para un email marketing exitoso.

1. ¿Para qué enviar email marketing?

Tus envíos pueden tener múltiples objetivos:  enviar ofertas, recordatorios de vencimientos, noticias del sector, novedades de tu empresa, etc. Si como nos enseñaban en matemáticas cuando éramos niños quisiéramos simplificar, se reducen entonces a dos intereses primordiales: Vender y Comunicar.
La inquietud es, ¿es realmente el email marketing el canal ideal para estas actividades?

Como explicamos en email marketing en cifras concretas, estudios de marketing revelaron que el 72% de los consumidores manifestó que el email es el método ideal de comunicación con las empresas con las que se relaciona comercialmente, mientras que el email marketing demostró ser 40 veces más efectivo para generar ventas que Facebook o Twitter. 
Ya sea que comuniques, vendas, o ambas, la eficiencia del email marketing está demostrada. Reflexiona acerca de cuáles objetivos quieres cumplir, y verás que las tareas concretas avanzan luego mucho más ágilmente.

2. ¿A quién enviar email marketing?

Los destinatarios de tus envíos pueden ser múltiples también: clientes, potenciales clientes, distribuidores de tus productos, partners o socios de negocio y más. Algo fundamental que debes saber desde un inicio, es que no necesariamente todos tus suscriptores deben recibir todos tus boletines de información.  Esto nos lleva a introducirnos al concepto de segmentación, que es clave para el email marketing efectivo.  Segmentar es dividir en diferentes porciones, para que cada uno reciba la parte del todo que más le agrade o precise. 

Segmentando tendrás 3 ventajas principales. Por un lado ahorrarás costos, ya que enviarás cada email a quien realmente lo precisa. En segundo término obtendrás mejores métricas, ya que mejorarán tus tasas de aperturas o clics, y por último, y lo más importante, obtendrás más respeto por tu marca al enviar a cada usuario información pertinente y de interés.

Para continuar la explicación, vayamos a un ejemplo concreto. Imagina que eres una empresa que ha desarrollado un software, del cual tiene clientes finales que lo han adquirido y adicionalmente distribuidores que lo venden 
¿Qué noticias podrían interesarle a un usuario activo?:  Seguramente una nueva funcionalidad, como un reporte novedoso, una mejora en el sistema de exportación de información, o la optimización en la carga de alguna página o módulo. Son novedades que le ayudarán en su trabajo cotidiano. La recepción del mail será esencial para comunicárselas , y mirando a más largo plazo, para contribuir a establecer una relación de lealtad que logre que siga eligiendo el software frente a otras alternativas del mercado.

Por otro lado,  ¿qué podría ser de provecho para un distribuidor del software? Sin duda todas aquellas noticias que le brinden más herramientas para incrementar las ventas de tu producto. Novedades que los impulsen a dedicarles más esfuerzo y tiempo a su comercialización. ¿Cuáles podrían ser? Un caso de éxito, una nueva venta a una importante empresa, o que el software ha superado las 1.000, 10.000 ó 100.000 descargas.

 

3. ¿Cada cuándo enviar email marketing?

La respuesta en este caso es sencilla, ¡siempre que tengas algo importante que decir!
Ahora bien, si consideras que por tu cantidad de recursos disponibles para elaborar los contenidos no tendrás material relevante en menos de un mes, no caigas en la tentación de un envío semanal. Cansarás y saturarás a tus lectores. No olvides, como hemos explicado en “Tendencias en Marketing de Contenidos 2016”, que muchas veces  “Menos es más”
En el otro extremo, puedes inclusive enviar email diarios, siempre que logres, por el contenido que coloques en él que sea algo esperado, y bien recibido por tu audiencia.