En muchos artículos de nuestro blog hemos hablado de buenas prácticas de email marketing para lograr campañas exitosas, hoy queremos profundizar en un concepto básico en emailing que es la entregabilidad. Para definirla en forma sencilla, es el conjunto de procedimientos que permiten que tus emails lleguen a las bandejas de entrada de los contactos a los cuales has enviado tus novedades.

La entregabilidad o delivery rate es uno de los indicadores claves de gestión de tus campañas, tal cual detallamos en nuestro post 6 KPI esenciales de email marketing que debes medir. ¿Por qué lo definimos de esta manera? Porque indica con un valor numérico objetivo y comparable a través del tiempo, cuan bueno estás siendo en lograr que tus mails alcancen su destino. Es decir, no estamos hablando de tu habilidad en lograr piezas inolvidables, o de subjects de alto contenido creativo que llamen la atención y logren aperturas. En este aspecto, nos centramos en factores estrictamente técnicos de las campañas. Y como en un deporte de equipo no hay un buena ofensiva sin una defensa que lo sustente, en email marketing no existe un ROI (retorno de la inversión) excelente sin una alta tasa de entregabilidad. Aunque cabe destacar que no son aspectos totalmente estancos, ya que  uno interacciona con el otro. Si acostumbras a realizar envíos útiles y esperados por tus suscriptores, ayudas a la entregabilidad, mientras que si aburres o molestas, la afectarás negativamente.

Según una estadística de la empresa especializada en investigación de mercados Forrester Research, el 90% de los emails llegan a bandeja de entrada. Por otro lado, y si bien no es el tema central de la nota, el mismo estudio demuestra que sólo el 2% de los fans de una fanpage ve las publicaciones de tu biografía.

A continuación, repasaremos todos los aspectos esenciales del delivery rate, y te explicaremos cómo puedes mejorarlo. Muchos de los tópicos han sido tratados en otros posts de nuestro blog, ¡por lo que es una excelente oportunidad para integrar conocimientos ya adquiridos!

¿Sabes cuál  es tu tasa de entregabilidad?

Lo primero que te recomendamos es que midas esta métrica en al menos tus últimas 3 campañas, para conocer cómo estás funcionando en este aspecto.

En EnvialoSimple es muy sencillo realizarlo, ya que tienes que hacer la siguiente cuenta:

Emails válidos / Total de Subscriptores * 100

Si es más de 90%, ¡ genial ! Y sino, tienes como desafío mejorarla

¿Qué sucedió con los que no fueron entregados?

Estos pudieron no haber llegado a destino por diferentes motivos. En primera medida,  EnvialoSimple realiza un filtro preliminar llamado “contactos excluidos”. Es decir, detecta aquellos mails que por la experiencia sabemos que se convertirán en rebotes, o bien pueden ser trampas de spam, y evitamos enviarlas. ¡Es una forma de preservar tu reputación!

El resto, habrá “caído en rebote”. Un rebote es un email que por alguna razón no se entregó.
Existen dos tipos:
#Duros: se presentan básicamente cuando la dirección de email o el dominio de esa dirección no existen.
#Blandos: se producen cuando existe un problema temporal. Por ejemplo: si la casilla de correo del destinatario está llena o si su servicio de correo está caído en ese momento.

Cómo mejorar tu tasa de entregabilidad

1. Preserva tu reputación.

Para comprender la reputación en email marketing, es interesante hacer una analogía con el sistema financiero. ¿Alguien otorga dinero a quien no ha devuelto sus últimos préstamos? Seguramente no. De la misma manera, un dominio que ha enviado spam en reiteradas oportunidades, se ha convertido en un “spammer”, y su entregabilidad está seriamente comprometida.

2. Verifica sintaxis de los rebotes

Muchos de tus rechazos, tal vez se deban a algo tan sencillo como un “hotmial” en vez de “hotmail”, o “gmail.com.ar” en lugar “gmail.com” producto del apuro de un usuario en rellenar sus datos. Revisa y corrige las casillas con rebotes, y evitarás estas situaciones.

3. Depura tus bases de datos.

Periódicamente limpia tus bases de datos, eliminando los contactos con sucesivos rebotes. En EnvialoSimple puedes realizarlo en Contactos->Optimización de Listas.  Allí elegirás las campañas qué quieras evaluar, y la acción, como por ejemplo desuscribir a todos los contactos que hayan tenido rebotes duros en las últimas 3 campañas, o rebotes blandos en las últimas 10.

4. Cuida el proceso de suscripción

Sigue las mejores prácticas en los procesos de suscripción de nuevos contactos.  Es decir, no agregues emails indiscriminadamente a tus listas, salvo que haya una decisión explícita del usuario, o bien estés seguro que espera recibir tus noticias o novedades. Te recomendamos la lectura del artículo ¿Qué significan “Opt-in, “doble Opt-in” y “soft Opt-in”, y por qué pueden ayudarte a no caer en SPAM?, para conocer más de este tema.

5. Autentica tu dominio al realizar los envíos

¡Otro punto esencial a tener en cuenta! Implementándolo, brindarás una fuerte señal a los servidores de emails, para que tus envíos sean aceptados. Conoce más de autenticación de tu dominio aqui.

6. Utiliza una plataforma de email marketing reconocida

Por último, es fundamental que utilices una plataforma que siga las mejores prácticas en email marketing.  Evita enviar por tu cuenta decenas de emails iguales, ya que podrás caer en spam. Y por otro lado, líbrate de un servicio que posea reputación dudosa, ya que podrá afectar tus campañas, aun cuando hayas seguido al pie de la letra las normas definidas.

Cualquier consulta que tengas, puedes contar con nuestro equipo técnico . En EnvialoSimple, asegurar una excelente tasa de entregabilidad en los envíos de nuestros clientes es un objetivo esencial de nuestro equipo de trabajo.