Sabías que el email marketing tiene el ROI más alto de cualquier estrategia de marketing digital. El canal tiene tanto éxito que tiene un retorno de la inversión medio del 122%, según una encuesta realizada por la Asociación de Datos y Marketing.

Con este nivel de rendimiento, es fácil pensar que enviar más y más email es una buena estrategia  pero aunque tus suscriptores amen tu marca y quieren saber todas las novedades hay una línea entre la comunicación efectiva y el hartazgo. 

Lógicamente el cansancio por exceso de email promocionales no es la única causa de la baja de suscripciones, también pueden influir una crisis de reputación de la empresa, desconfianza o bien por no haber dado expreso consentimiento para pertenecer a tu base de datos. 

En esta nota te daremos los mejores consejos para lograr una audiencia que se mantenga siempre comprometida con el contenido.

1- Analizar a tus suscriptores 

Curiosamente, más del 45% de las empresas no tienen una estrategia clara con respecto a la cantidad de envíos de email marketing que realizan. Y no sólo no saben la cantidad de correos enviados sino que tampoco se hace un análisis riguroso de la audiencia. 

Un buen análisis por ejemplo te permitirá medir y ver cómo los suscriptores responden a los mensajes, si se visualiza un aumento en la cancelación de la suscripción, menos aperturas y menos clics en ciertos correos electrónicos, entonces es el momento oportuno para recrear la estrategia digital. 

2- Realizar test A/B para obtener una muestra de impacto 

Una vez que hayas realizado una prueba A / B en un pequeño grupo de suscriptores, podrás  usar esos datos como un predictor para un público más amplio.

Para crear correos electrónicos que tengan un alto impacto en tus suscriptores, es importante probar todos los aspectos de la pieza de email . 

Puedes probar:

  • Línea de asunto 
  • Texto del encabezado
  • Llamada a la acción
  • Personalización
  • Titular
  • Cuerpo de texto
  • Imágenes
  • Texto de cierre
  • Testimonios
  • Ofertas

Si tienes una lista grande, considera realizar pruebas A / B entre varios grupos diferentes de suscriptores. Del mismo modo, si tus listas están segmentadas, prueba sus correos electrónicos en cada segmento diferente. 

Te sorprenderá saber que lo que prefiere un segmento es diferente de lo que prefiere otro grupo de suscriptores.

 

3- Segmentar tus listas en grupos 

Como ya bien sabrás no todos tus suscriptores deben recibir todos tus correos. Segmentarlos es el pilar en donde podrás construir una audiencia fiel que interactúe con tu marca sin perder interés en tus novedades. Puedes hacerlo dividiendo tu base en listas por género, región geográfica, y todos los campos que sean necesarios para entregarles contenido relevante y no intrusivo. 

4- Usar contenido dinámico para personalizar mensajes 

El contenido dinámico es otra forma de mantener tus correos electrónicos relevantes e interesantes para grupos de suscriptores específicos.

Con la ayuda de un CRM, puedes aprovechar los datos para encontrar cierta información sobre tus suscriptores. Por ejemplo, puedes conocer su género, comportamientos de compra, ubicación, preferencias y más. Luego podrás crear contenido basado en esos datos.

5- Escuchar atentamente a tus suscriptores 

En el mundo del marketing la escucha atenta es una de las características más importantes para interactuar de manera correcta con tu audiencia. Del análisis de su comportamiento es que podrás realizar una estrategia que contemple la cantidad de envíos que realizarás y el contenido que más le interese a tu público. 

Puedes también ir un paso más allá y hacer encuestas a tus suscriptores para que ellos mismos te cuenten que les gustaría recibir y con qué frecuencia así como también sugerencias y opiniones para mejorar tu rendimiento.