Desde hace ya varios años los departamentos de marketing tradicionales se han visto obligados a rever sus prácticas habituales para adaptarse a las nuevas tendencias de la era digital. De esta manera, los blogs, el marketing de contenidos, las redes sociales y el marketing de emociones se han filtrado dentro del esquema empresarial para quedarse y seguir evolucionando. Dado que la principal característica de la web 2.0 es su capacidad de reinventarse y mutar de acuerdo a los vaivenes del público de un determinado lugar y momento histórico, es imprescindible que el profesional que lleve adelante la tarea de crear las campañas de marketing digital sea:

  • Idóneo en el tema
  • Inquieto y curioso de las nuevas manifestaciones de la audiencia, para poder preveer antes que nadie los cambios
  • Analítico al momento de medir resultados, pero sobre todas las cosas
  • Un profesional de marketing digital debe confiar plenamente en que sus estrategias llegarán a buen puerto una vez que se tracen los objetivos deseados.

Pero aunque todo parezca ir viento en popa, existen algunos errores que una vez realizados implican muchísimo tiempo, esfuerzo y capital en tratar de subsanar,  y en algunos casos jamás se volverá a tener la reputación del inicio. Es por eso que queremos transmitirles 7 errores prácticos que se pueden evitar desde un principio para lograr una excelente performance en tus campañas de marketing digital.

1. No contar con expertos cualificados

El primer inconveniente con el que se encuentran las empresas llega a la hora de contratar al responsable de la marca en los medios digitales. De esta situación se desprenden dos variantes. Por un lado ir por un nuevo talento con ansias de superación y la mente predispuesta a conseguir logros, y por el otro lado esta la opción de contratar un profesional con experiencia razonable en el puesto y un puñado de triunfos anteriores en su haber.  Ambos escenarios tienen sus pros y contras como todo en la vida, pero de esa decisión que un día tomó un responsable de recursos humanos, un CEO o un Project Leader dependerá el éxito de las campañas. Es importante entonces, tener en cuenta que los sistemas académicos actuales y los planes de estudio vigentes aún no han sido actualizados de forma completa y pertinente con las demandas del mercado.

Existe la teoría, sí, pero no se asemeja en todo a la práctica que una compañía puede requerir. Es por ello que a la hora de contratar personal recién egresado es importante la formación que pueda tener en materia digital con masters, cursos y demás propuestas de instituciones reconocidas, para asegurarse que la persona maneja y comprende los conceptos que tendrá que poner en práctica, aunque quizás conllee algunos desaciertos necesarios para su aprendizaje. 

Como contrapartida, el beneficio del perfil de un graduado en busca de sus primeros empleos es sin duda alguna la pasión y voluntad que le pondrá a sus tareas de todos los días. La rutina será para ellos un desafío, y las ganas de crecer se impondrán frente a los obstáculos que se irán suscitando. Un profesional con más años de carrera y experiencia en el rol comenzará desde el día cero a ser productivo, y planeará perfectamente las estrategias. Quizás su único punto en contra es que al haber realizado la tarea anteriormente, el impulso y motivación pueden llegar a decaer.

En los medios digitales es imprescindible esa cuota de osadía y energía para tomar acciones impensadas y correr riesgos.

En definitiva, no existe la ecuación perfecta para contratar un profesional de marketing digital, pero la premisa de la calidad del trabajo permanece inalterable.

2. No delimitar un plan de acción

Eduardo Galeano decía:

“¿Para qué sirve la utopía? Sirve para caminar”

Pues bien, en marketing las estrategias sirven para caminar y adaptarse a las diferentes situaciones sin perder el foco de los objetivos. Sin una correcta estrategia de marketing, el día a día y las distracciones pueden generar circunstancias que luego impactarán negativamente en los resultados finales de las campañas. Planificar y delimitar estrategias no quiere decir que se debe mantener una estructura rígida y acartonada, sino que sirve para moldear  y ordenar los pasos a seguir en los diferentes hitos temporales. 

Imaginen un equipo de fútbol con jugadores de excelente calidad pero sin la figura de un DT que planee la formación, los motive, cree tácticas y estimule el rendimiento grupal e individual.Posiblemente seria un desperdicio de potencialidades ¿no? Lo mismo ocurre en un departamento de marketing que no cuenta con un plan inicial y un seguimiento del mismo según se vayan concretando o no las metas.

3. No predicar con el ejemplo

Como decíamos anteriormente, el pulso de las redes sociales y del marketing digital está marcado por la propia audiencia. Son los lectores, clientes y consumidores finales quienes poseen un rol de preponderancia e interacción con las marcas que harán que determinado video, podcast o el contenido de un blog sea relevante y digno de ser compartido y comentado. Así como se espera que una empresa que diseña Sitios web disponga de una página atractiva, o una firma de ropa de moda debe procurar que sus empleados luzcan sus tendencias, cada marca deberá trasmitir al público las mismas verdades y consejos que predica en su web, campañas de email marketing y publicidades.

4. No seguir una “línea editorial”

Como ocurre en un diario,  que dispone de extensos y minuciosos manuales de estilo, una compañía debe seguir un mismo hilo conductor,  para complementar las acciones unas con otras. Es decir, una estrategia digital debe estar alineada con estrategia marketing tradicional. Un ejemplo válido sería una promoción lanzada en un medio televisivo o radial, como puede ser la  venta de smartphones para el Día del Padre u otras ocasiones, en donde se ofertan equipos a precios especiales. Los centros de venta al público  o call center luego informan que sólo se realizarán en ciertas condiciones, como ser un abono de un importe mínimo, nuevas líneas, etc. 

El tiempo y las ilusiones perdidas encuentran su destinatario en redes sociales, con cataratas de mensajes negativos por la desinformación. ¿La compañía logra vender su stock disponible para ese evento? Tal vez sí,  pero a lo largo del tiempo la reputación negativa hace que la relación costo beneficio de la idea sea totalmente desfavorable, jugándole en contra a la estrategia digital. Cuando se encuentra en armonía el plan de marketing en todos los medios que se utilicen, los mensajes a los receptores llegan de manera uniforme y certera, generando confianza, empuje y retroalimentación entre cada canal.

5. Trabajar aisladamente.

Las acciones de marketing afectan transversalmente a toda la empresa, y es difícil que un sector sea totalmente independiente de las mismas. SEO , Equipos de Programación, Area de Tecnología o Soporte Técnico, Diseñadores gráficos, logística o administración y finanzas son algunos de los sectores que de una forma u otra serán impactados, y es un error no preverlo. Es decir, no organizar reuniones previas o no avisar con el suficiente tiempo para que cada área verifique el impacto que podrá generarle.  El primer CyberMonday realizado en Argentina fue un fiel exponente de esta situación. Buenas y en algunos casos excelentes ofertas, deslucidas por servidores saturados o caídos. Una buena idea, con una mala implementación, o con desinteligencias en la integración entre departamentos de la misma organización.

6. No definir un presupuesto publicitario acorde a las necesidades

Para lograr el éxito en las redes sociales, o bien para tener las visitas a esperadas a tu web, es imprescindible invertir un presupuesto publicitario. De poco sirve por ejemplo un excelente diseño gráfico en Facebook, si no lo acompañas de un presupuesto que impulse las publicaciones a tu audiencia objetivo. Es excelente hacer SEO y posicionar orgánicamente tus keywords, pero AdWords sin duda complemetará tu estrategia, y si realizas email marketing sin duda es mejor confiar en una herramienta probada que te asegure la entregabilidad, que hacerlo por tu propia cuenta con gmail y caer en spam.

7. No Persistir

Una de las frases predilectas del director técnico del Atlético Madrid, Diego Simeone, es acerca de la necesidad de “persistir en el esfuerzo”

La real importancia de toda campaña en medios sociales es en definitiva lograr un balance perfecto entre el capital humano que la lleve adelante, un plan de acción acorde a las expectativas, los esfuerzos en equipo y la capacidad de ir incorporando todo el conocimiento en las diferentes áreas de la empresa, para luego medir los resultados de forma auspiciosa y realista. Es decir,  no esperar que llueva oro del primer chaparrón, ni dormirse en los laureles de la mediocridad.

Hacer, equivocarse, reestructurar, innovar, romper el status quo, permitirse romper las reglas y tomar las decisiones correctas en el momento preciso son las claves de una estrategia de marketing que los llevará al éxito.